SOBREVIVIR A OPOSITAR

Aún sin saber la nota, perdiendo la mañana, abriendo y cerrando el temario cada 2 minutos, actualizando la web para ver si han colgado la nota, mirando la mosca que se pasea por la biblioteca muy felizmente, .. He decidido no hacer nada hasta saber la nota.


Buf que día... ¡QUÉ DÍAS! Primero de todo hablando con @juegoymovimiento_marperez en una de estas charlas dónde queremos arreglar el mundo... ¿Cómo tendría que ser un buen proceso de oposiciones? Nosotras hemos estado debatiendo... Y lo que tenemos claro es que como lo estamos viviendo seguro que NO.


Creo que la palabra clave de este proceso es la INCERTIDUMBRE. ¿Es necesario?


¿Tanto cuesta empatizar con los nervios de miles de personas que están pendiente de una página web?


No saber el día y la hora de la defensa, cuando se publican las notas, cuando es el examen, día y hora para la lectura del examen práctico... ¡Esto es un sinvivir!


Y para terminar, no hace falta hablar de lo injusto que es este proceso. ¿Con qué criterio un tribunal te aprueba o no? Mirando las notas que van corriendo por las redes, bajísimas por cierto, donde evalúan la programación anual y la vomitada de información en 25 minutos sin acordarte de respirar. Pues nada, dejaremos actuar el factor suerte en esta primera prueba: que el tribunal tenga un buen día, que te acuerdes de respirar para no morir en los primeros 10 minutos, que les guste tu manera de vestir, que no bostezan mientras estás pariendo tu programación, seguir con buena actitud mientras ves algún miembro del tribunal medio dormido, no morir de los nervios en los 30 minutos previos encerrad@ en una clase, que el tribunal no te suspenda por ser muy joven, e infinidad de anécdotas..


En fin... que las oposiciones me han hecho desaparecer de aquí durante los últimos meses. Y mientras me desahogo con este post... ayudo a no colapsar la web del aspirante.


¡Mucha suerteeee a tod@s!


66 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo